El Villa de Simancas afronta la segunda semifinal ante el Atlético Tordesillas este martes a las siete de la tarde

 

Tras ganar el IV Trofeo al que dan nombre -primero de las cuatro ediciones que se queda en casa- en un triangular ante el Real Valladolid DH y el Atlético Tordesillas, el Villa de Simancas repite contra este último en las semifinales del XXII Trofeo Diputación (Pedrajas de San Esteban 19.00h) con la intención de llegar a la final, en la que espera el CD Mojados tras ganar en la tarde de ayer al Promesas.

Los partidos de cuartos de final, que se saldaron con cuatro goleadas, dejaron a los franjiblancos emparejados con el CD Pedrajas y a los tordesillanos con el CD Navarrés. Con goles de Alvarito, Diego Gil, Kiko, Espeso y Kelvin, el Simancas se deshizo con facilidad del anfitrión del torneo de este año, que apenas puso dificultades.

El Tordesillas, por su parte, sufrió los primeros minutos de manos de un Navarrés que se adelantó por medio de Pablo Gómez, y que no resolvió el partido hasta los instantes finales, en los que Jonathan Castaño marcó dos goles que dejaron más que cerrada la participación de los de ‘Turi’ en la siguiente ronda del Diputación.

¿El objetivo? Seguir creciendo. Y por qué no, llegar a la final más igualada de las últimas ediciones. Antes, tendrán que superar a un Atlético Tordesillas que luchará por lo mismo, y que seguro presentará más batalla que el sábado pasado en Los Pinos, en donde perdieron por cuatro goles a cero ante el DH y por la mínima ante el equipo de Diego Macón, tras detener Peñas un penalti a disparo de Juan Adalia.

Para ello, ambos equipos han facilitado una lista de convocados, diecinueve en el caso del equipo simanquino, y dieciocho en el de Jesús Turiel:

Villa de Simancas: Guzón, Peñas, Zapa, Arroyo, Peque, Álex, César, Gonzalo, Jorge, Kelvin, Ivi, Manu, Espeso, Diego Gil, Kiko, Alvarito, Juli, Nano y Gallego.

Atlético Tordesillas: Farolo, Peñas, Peli, Lamas, Cristian, Marcos, Tomás, Viti, Juanmi, Gonzalo, Oli, Adalia, Castaño, Romero, Sergio, Tiri, Iván y Centeno.

 

Deja un comentario