Tras el tropiezo sufrido ante la Ponferradina B, los hombres dirigidos por Miguel de la Fuente golearon al Universitario en la tarde del pasado sábado

 

 

Un tropiezo lo tiene cualquiera, lo importante es aprender y levantarse de ello. Eso pareció pensar el Villa de Simancas que, después de las numerosas ocasiones de gol no materializadas de las últimas jornadas, tenía hambre de gol, y así lo demostró ante el Universidad de Valladolid el pasado sábado, en el envite correspondiente a la jornada once de liga. Los de Miguel de la Fuente se pusieron el mono de trabajo y vencieron por un contundente seis a cero al conjunto vallisoletano, que a pesar de cuajar una buena primera mitad, acabaron pagando muy caro los numerosos errores en defensa. Pérez con dos goles, Yeray y Juan Agudo marcaron sus primeros tantos con la elástica franjiblanca.

Pintaba a tarde bonita en Los Pinos, con un derbi con varios exsimanquinos en las filas del Universitario, y así fue. El entrenador local propuso un once con cambios respecto a la jornada anterior con intención de resolver la falta de acierto goleador que había estado acusando el equipo en los envites anteriores, a pesar de haber caído solo en una ocasión, con los que dio con la tecla exacta. Nuevamente, Peque ocupó la posición de extremo, en horas bajas tras confirmarse la lesión de Zapa. Pérez volvió a la titularidad, en detrimento de Javi León, y se convirtió en uno de los hombres y nombres del partido. Precisamente suyo fue el primer tanto de la goleada, que no se hizo de rogar. Casi sin dar tiempo a acomodarse a los aficionados que se desplazaron a Los Pinos, el ‘9’ franjiblanco se aprovechó de un córner para, tras algo de barullo en el área visitante, inaugurar el marcador y, de paso, su casillero individual.

El Simancas salió más enchufado, y pudo ampliar su ventaja por medio de Tato y Peque ante un Uni que salió completamente dormido. El encuentro se fue igualando, y las ocasiones claras dejaron el protagonismo a las tarjetas amarillas. En el 32’, el colegiado ya había mostrado cuatro amonestaciones, todas ellas por protestar, a tres defensores simanquinos y a Fabio, del Universitario. La ocasión más clara de los visitantes llegó en el minuto 34, cuando Rober, solo ante Ito, mandó el balón fuera. Los hombres de Fernando Polaco disfrutaron de más posesión en los primeros cuarenta y cinco minutos, pero los defensores simanquinos, fila más destacada esta temporada, no se lo pusieron fácil, y se llegó al descanso con la victoria local por la mínima.

La segunda mitad arrancó con el ingreso en el terreno de juego de Javi León, ya que Juan de Pablo, algo tocado, no pudo continuar. Cinco minutos después de dar comienzo, era la novedad en las filas simanquinas el que cometía una falta sobre un jugador Universitario en propio campo, ante la que el colegiado mandó continuar para no cortar un contraataque visitante. Estévez, atento en el centro de la defensa, robó el esférico, y sirvió una gran asistencia para que Saúl se marchara de los defensores y sumara su cuarto tanto de la temporada. Cuatro después, Santos se encargaba de que Tato no pusiera el tercero en el marcador con una gran estirada. De poco sirvió, ya que el Simancas continuó con su monólogo sobre el césped artificial de Los Pinos, y en el 56’ era Yeray el que se aprovechaba de otro córner para, con un testarazo inapelable, poner el 3-0.

Los franjiblancos, tras el tercer tanto, bajaron el pistón, y fruto de ello el Uni pudo recortar distancias en el 68, pero Ito, con una gran intervención, lo evitó. Tras ello llegó un nuevo cambio en las filas simanquinas, en las que se marchó Saúl para dar entrada a un Juan Agudo que salió con hambre de minutos y de gol, y para demostrarlo enganchó el primer balón que tocó –tras una asistencia de Pérez– para batir a Santos por cuarta vez en la tarde. Los de Miguel de la Fuente, lejos de relajarse, aprovecharon su buen partido para sumar otros dos. El quinto, personal y de la tarde, fue obra de Gallego con un bonito disparo cruzado. El sexto y último de la tarde, con el que el Simancas completó el set,  lo marcó el mismo que abrió la veda, reafirmándose, igual que el equipo, con su segundo tanto, en una tarde en la que el Villa de Simancas no solo goleó, sino que disfrutó e hizo disfrutar con su juego.

Con esta nueva victoria, los simanquinos se colocan séptimos en la tabla como único equipo con diecinueve puntos, a tan solo tres del líder, el Ciudad Rodrigo. El próximo sábado día veinticinco los franjiblancos, segundo equipo menos goleado del grupo, se enfrentarán a la UD Toresana, en la que milita el máximo goleador del mismo, desde las cuatro de la tarde en tierras zamoranas.

(6) Villa de Simancas: Ito, Fran, César, Estévez, Yeray, Saúl, Tato, Juan de Pablo, Pérez, Gallego y Peque

(0) Universidad de Valladolid: Santos, Edu, Valín, Álvaro, Álex, Fabio, Luismi, Unai, Rober, Rubidio y Pablo

Goles: 1-0, min. 4: Pérez / 2-0, min. 51: Saúl / 3-0, min. 56: Yeray / 4-0, min. 77: Juan Agudo / 5-0, min. 83: Gallego / 6-0, min. 87: Pérez

Árbitro: Crespo Villa, asistido en bandas por Palacios del Valle y Villalba Moreno, del Colegio de Árbitros de Valladolid. Amonestó a César, Ito, Yeray y Fran por parte del Villa de Simancas, y a Fabio, Santos, Unai y Rober por parte del Universidad de Valladolid

Deja un comentario