El Villa de Simancas venció por la mínima a un Peñaranda que llegaba tras ganar cuatro partidos consecutivos

 

El Villa de Simancas parece haber despegado, o eso al menos reflejan sus últimos resultados. Tras sumar diez puntos de los últimos doce posibles, los hombres dirigidos por Miguel de la Fuente se sitúan octavos en la tabla, a cinco puntos de un liderato marcado por el Ciudad Rodrigo, en la temporada más apretada que se recuerda de los últimos años en el Grupo B. La última victoria llegó de la mano de Tato el pasado sábado, ante un Peñaranda que aterrizaba en Los Pinos después de cuatro victorias en las cuatro últimas jornadas.

En una tarde de sábado en la que el aire no quiso perderse el envite, los franjiblancos saltaron al césped artificial de Los Pinos con muchas novedades en su once. La primera, el regreso de Tato y Peque, tras cumplir sus respectivos partidos de sanción. Guzón regresó a portería, Pérez volvió a la titularidad, mientras que Javi León, Zapa y César vieron comenzar el encuentro desde el banquillo, con un Sastre que jugaba su primer partido como titular con el Simancas. En los primeros compases, los locales, mejor plantados sobre el terreno de juego, fueron los dueños del balón, ante un Peñaranda que pareció comenzar dormido.

A medida que avanzaba el cronómetro los morados fueron haciéndose con la posesión, y a la media hora de encuentro Guzón tuvo que esforzarse para evitar el gol visitante. El envite, igualado, llegó al descanso, con tramos en los que ambos equipos quisieron ser los protagonistas, con los visitantes fuertes a balón parado pero sin ocasiones demasiado claras, algo que cambió en la segunda mitad por completo.

No le había dado tiempo a asentarse al Peñaranda cuando el Simancas, de nuevo, saltaba con más ganas y, fruto de ello, a los cinco minutos tras la reanudación, Tato ponía a la grada de Los Pinos en pie con un bonito gol con asistencia de Fran por la banda derecha. Los simanquinos, con la moral alta, asediaron en los siguientes compases la portería defendida por Miguel Ángel, buscando cerrar el partido cuanto antes. El guardameta visitante, en cambio, no estaba por la labor de ponérselo demasiado fácil a los de Miguel de la Fuente, convirtiéndose en el principal protagonista de la tarde.

En el 56’, Gallego botaba un córner que Saúl remataba y que la defensa morada evitaba. En el rechace, el balón le cayó a De Pablo que, con un disparo desde el área grande, estrellaba el esférico contra el larguero. Esa jugada fue muy protestada por los locales, ya que existió la posibilidad de que, en el remate, el balón atravesara la línea, por lo que el tanto debió subir al marcador. El envite fue pasando por diferentes fases, que el entrenador simanquino quiso controlar, dando entrada a Zapa y Javi León en detrimento de Sastre, con amarilla, y Pérez. Corría el minuto 75 cuando el palo de la portería defendida por Guzón evitaba el tanto del empate, y ese fue el primer aviso de que los morados no iban a dar el encuentro por perdido tan fácilmente, ante un Simancas que desaparecía y aparecía por momentos. Tres minutos después, era de nuevo Saúl el que se lamentaba por una nueva intervención de Miguel Ángel, y posteriormente, Tato no llegaba al esférico después de una buena jugada y pase de Gallego.

El partido, igualado y emocionante, no acabó ahí, ni las ocasiones tampoco. En los últimos 10’, ambos equipos gozaron de oportunidades para aumentar la renta o empatar. El Peñaranda, con acciones a balón parado y remates con las que pudo hacer mucho daño. El Simancas, con una banda izquierda muy activa comandada por Zapa, puso balones en bandeja para que primero Tato, con un remate que se fue rozando el palo, después Saúl, tras una buena combinación con el ‘7’ franjiblanco y por último De Pablo, con un remate alto, pudieran poner a Los Pinos en pie una vez más. Los visitantes, que encogieron el corazón de todos los presentes con un remate que se marchó rozando el palo, gozaron de la última oportunidad del envite.

Llegó el final, y con él la suma de cuatro partidos consecutivos sin perder para un Simancas que ya prepara el partido del próximo domingo, que se disputará el domingo desde las cuatro y media ante un Onzonilla que se sitúa séptimo, empatado a puntos con los de Miguel de la Fuente.

(1) Villa de Simancas: Guzón, Fran, Peque, Estévez, Yeray, Juan de Pablo, Tato (Agudo, min. 90), Sastre (Zapa, min. 64), Pérez (Javi León, min. 69), Gallego y Saúl

(0) Peñaranda: Miguel Ángel, Villa (Agus, min. 70), Juan Carlos, Antonio, Raúl Vicente, Chechu, Mario, Pablo, Raúl González, Fran (Pereira, min. 84) y Luis (Dela, min. 70)

Gol: 1-0, min. 51: Tato

Árbitro: Carrera Fernández, asistido en bandas por Reguera Feo y López Prieto. Amonestó a Sastre, Saúl, Zapa, Peque y Gallego por parte del Villa de Simancas, y a Juan Carlos, Raúl Vicente y Pablo por parte del Peñaranda, así como a su delegado, Fernando Martín.

Rosa M Martin Inestal
Sigueme
Rosa M Martin Inestal
Sigueme

Latest posts by Rosa M Martin Inestal (see all)

Deja un comentario