El Villa de Simancas se enfrenta en la tarde del martes al Real Valladolid Promesas en una primera semifinal del XXIV Trofeo Diputación que comenzará a las siete de la tarde

 

 

“Dos categorías de diferencia, futbolistas amateur frente a semiprofesionales. Pero el fútbol es el fútbol, y… ¿y por qué no soñar?” Eso es lo que se preguntan muchos aficionados simanquinos, que en la tarde del festivo martes quince de agosto verán como el Villa de Simancas se enfrenta al Real Valladolid Promesas desde las siete de la tarde, una temporada más, en la primera semifinal del XXIV Trofeo Diputación que este año se desarrolla en el Idulfo Clemente de Matapozuelos.

Los franjiblancos vencieron en cuartos de final al CD Mojados por un contundente cinco a dos, en un envite en el que acabaron pagando con dos tantos la relajación tras el cuatro a cero en el marcador. El Simancas, que llegó al descanso venciendo 2-0, siguió sumando en los segundos cuarenta y cinco minutos, y pasó a semifinales gracias al gol de Kelvin en propia puerta y al doblete marcado por Juli y Tato posteriormente.

Para enfrentarse al filial blanquivioleta, Miguel de la Fuente no podrá contar con Juan de Pablo y Saúl por asuntos personales, pero recupera a Juan de Antón, César, Gallego y Zapa, por lo que la lista de dieciocho convocados queda formada por: Ito, Guzón, Fran, Gil, Saúl R., César, Estévez, Gallego, Tato, Juan de Antón, Juli, Espeso, Manu López, Zapa, Peque, Javi León, Pérez y Yeray.

Por su parte, el Promesas llega a este partido tras vencer por un inapelable diez a uno al Rayo Cenobia en cuartos de final, en un encuentro en el que los de Salvachúa, una vez marcado el primero, no dieron tregua a los anfitriones del Trofeo de este año, que acabaron marcando el tanto del honor en la última jugada del partido, de pena máxima. La semifinal ante el Villa de Simancas podría ser el último partido de pretemporada de los blanquivioleta, que este próximo día diecinueve arrancan una nueva campaña en Segunda B.

Deja un comentario