El Villa de Simancas se desplaza hasta tierras salmantinas para medirse al CD Hergar, noveno clasificado, este domingo desde las cuatro y media de la tarde

 

 

Con trabajo y ambición, como dijo esta pasada semana su entrenador, Miguel de la Fuente. El primer equipo simanquino visita este domingo al CD Hergar, noveno clasificado. El objetivo es claro: seguir por el buen camino, continuar en una pelea en la que el Villa de Simancas, con ilusión y ganas se ha vuelto a ver inmerso, aunque, de momento, sin querer hacer mucho ruido. No ha podido ser mejor este inicio de 2018 para el equipo sénior, que suma nueve de nueve en los partidos disputados este año y, que aún están pendientes de pugnar el partido aplazado ante el Ejido –que tendrá lugar el once de febrero–. Su futuro más inmediato, en Los Cuernos desde las cuatro y media de la tarde de este domingo.

El pasado sábado, los simanquinos remontaron el derbi ante el Mojados en Los Pinos y, gracias a esa nueva victoria, se colocaron cuartos en la tabla. Los de Miguel de la Fuente arrancaron tímidos y pacientes, al igual que los hombres de Jaime Bermejo, y en los primeros compases de partido apenas pudo verse algún intento de acercamiento a las áreas rivales, pero sin ninguna ocasión clara. Sobre el minuto veinte, Cristian, ex jugador simanquino, estrelló el esférico en el larguero, advertencia de lo que un minuto después iba a suceder. En una nueva intentona de los visitantes, el ‘9’ de los amarillos, que regresaba a los terrenos de juego, perforaba la portería defendida por Guzón después de que este, saliendo a por el balón, chocara con un jugador rival y ambos quedaran tendidos en el suelo.

El juego estuvo parado unos minutos en los que ambos jugadores fueron atendidos, pero el gol subió igualmente al marcador. Al Simancas le costó unos instantes volver a entrar en el partido, en los que el Mojados intentó ampliar la ventaja, teniendo encerrados a los franjiblancos en su propio campo. Sin embargo, un minuto antes de que el colegiado decretara el descanso, Yeray estrelló el balón contra el larguero tras un saque de esquina botado por Gallego. Con Alberto derribado y los defensores visitantes rodeando el borde del área pequeña, Saúl bajó la cabeza lo suficiente para empujar el esférico y que éste atravesara la línea de gol.

En la segunda mitad, las tornas cambiaron, y los que salieron a morder fueron los locales, que querían volver a sumar de tres. Con un par de intentonas en las que los protagonistas fueron unos Pérez y Zapa muy activos y un guardameta visitante que se erigió como hombre de los suyos, el Simancas puso el aviso de que no se iba a dar por vencido e iba a buscar el segundo con ahínco. Y llegó, nuevamente de cabeza, tras un gran centro puesto por Tato desde la banda izquierda y al que llegó Estévez para, con un bonito remate, materializar su quinto tanto esta campaña. A pesar de que los franjiblancos –para no variar—acabaron sufriendo los minutos finales, los tres puntos se quedaron en Los Pinos y, gracias al tropiezo de la Ponferradina B ante La Cistérniga, los simanquinos durmieron toda la semana en cuarta posición.

El Hergar Camelot, por su parte, logró un meritorio empate a tres en casa del Onzonilla, en un envite en el que fueron por detrás en todo momento. Con unos diez primeros minutos locos, en los que los leoneses se adelantaron en el 7’ por medio de Motta, empataron los salmantinos por medio de Garrido en el 8’ y, un minuto después, nuevamente Motta marcó para los de Vilecha, el partido auguraba emoción hasta el final y, efectivamente, así fue. Si bien se llegó a los quince minutos de descanso con el 2-1 en el marcador, en la segunda mitad esperaban otros tres tantos para igualar la contienda. Cerca del 50’ de partido, Gerardo volvía a firmar tablas, y apenas cinco minutos después, Alberto nuevamente ponía por delante al Onzonilla. A 15’ para el final del encuentro, Garrido materializaba el 3-3 final. Fruto de este partido no estará ante el Simancas Cristian, con acumulación de tarjetas.

En la ida, el Simancas cayó derrotado a manos del Hergar en Los Pinos por un gol a dos. La historia, otra muy diferente por aquel entonces, hacía que los franjiblancos finalizaran el envite habiendo sumado tan solo tres puntos de los doce disputados. Sin embargo, en el presente, los salmantinos tan solo ha ganado un partido de los últimos cinco disputados, con dos empates y dos derrotas, habiendo perforado la portería rival en doce ocasiones y viendo la suya perforada en nueve. Por su parte, el Villa de Simancas en el mismo número de encuentros –pero fijándonos en un partido más atrás al estar el del Ejido pendiente de disputar—ha caído en una ocasión, venciendo los cuatro envites restantes, marcando nueve tantos y encajando cuatro.

Así pues, espera un enfrentamiento bonito en Los Cuernos entre ambos conjuntos, y que estará dirigido por Óscar Prieto Pinilla, con Javier Fernández Miguélez y Miguel Regalado Matías como asistentes.

Deja un comentario