El primer equipo recibe al CD Mojados en un derbi que se corresponderá a la jornada veinte de campeonato y que se disputará este sábado a las cuatro de la tarde

 

 

El Villa de Simancas quiere seguir en línea ascendente en esta segunda vuelta y no perder comba con los equipos que ocupan los primeros cuatro puestos, en una clasificación aún sin definir por los numerosos encuentros suspendidos que quedan por jugar. Para seguir creciendo, recibe este sábado en Los Pinos a un Mojados que ocupa la decimotercera posición en la tabla, pero a diez puntos de los puestos de descenso. En la ida, el equipo franjiblanco cayó por tres goles a dos, en un encuentro en el que, en el tramo final, los simanquinos lucharon con más corazón que cabeza para lograr un empate que finalmente no llegó.

Volviendo al pasado más reciente, el domingo el Simancas venció por la mínima en el envite disputado en Béjar, en un partido en el que a los hombres dirigidos por Miguel de la Fuente les costó entrar bastante, y que fue dominado en la primera mitad por los locales. En los segundos 45 minutos, que fueron más igualados, el protagonista fue un Gallego que salió desde el banquillo y que, con una falta magistral, colocó el 0-1 en un marcador que no se volvió a mover, a pesar las numerosas intentonas de los bejaranos, que no acabaron nada contentos y a los que la suerte nos les acompaña demasiado en las últimas jornadas. Así, los franjiblancos volvieron a recuperar la quinta plaza que el sábado le quitó la Ponferradina B, su inmediato perseguidor, tras vencer en su respectivo envite.

El Mojados, por su parte, perdió ante su afición por dos goles a tres, ante un Onzonilla que por fin debutó en este 2018, tras dos partidos consecutivos aplazados por el mal tiempo. En un encuentro loco, comenzaron golpeando los visitantes, con un tanto de Eduardo cuando a los asistentes apenas les había dado tiempo a entrar en situación. Instantes después, respondieron los locales mediante Carlos. Con cinco minutos transcurridos, el envite ya se encontraba 1-1. Los mojadenses se repusieron rápido, y antes de la media hora, Víctor Centeno daba la vuelta al marcador que llegó al descanso con 2-1. En la segunda mitad, las tornas se volvieron, y con sendos goles de Diego y Motta, los tres puntos finalmente se fueron a tierras leonesas, dejando más herido aún a un Mojados que no gana desde el pasado seis de diciembre.

El encargado de dirigir el derbi entre franjiblancos y amarillos será Rodrigo Crespo Villa, asistido en bandas por Borja de Blas Olmedo y Fernando Esteban Pelayo, del Colegio de Árbitros de Valladolid.

Deja un comentario